Recaredo rinde homenaje al tiempo y a los viñedos viejos con Enoteca 2004 de Reserva Particular

0
122

La famila y el equipo de Recaredo presentan Enoteca 2004 de Reserva Particular, un Corpinnat Brut Nature y de edición limitada (1.200 botellas numeradas) que ve la luz tras una cuidada crianza de 15 años en contacto con las lías.

Inicialmente destinadas a las celebraciones familiares, las Enotecas de Reserva Particular asientan el compromiso de Recaredo por la artesanía del terruño y la orfebrería del tiempo, preservando una identidad única esculpida a base de exigencia, esfuerzo y pasión paciente.

Elaborado a partir de un ensamblaje de macabeo (67%) y xarel·lo (33%), Enoteca 2004 de Reserva Particular nace de una selección de viñedos viejos plantados entre 1950 y 1955.

UNA IDEA REVOLUCIONARIA

En 1962, Josep Mata Capellades, con la complicidad de sus hijos Josep y Antoni, elabora por primera vez ‘Reserva Particular de Recaredo’, con la idea original de transmitir la delicadeza y la complejidad que puede alcanzar un vino espumoso de larga crianza.

“La creación de Reserva Particular fue una idea revolucionaria en los años 60”, explica Antoni Mata. “En ese momento no había otro espumoso que apostara a la vez tanto por las largas crianzas como por el estilo Brut Nature. Reserva Particular envejecía en barrica de roble y cedía su protagonismo a las variedades autóctonas, un hecho inusual en esa época”, explica la segunda generación de Recaredo.

Camino del centenario de Recaredo, la tercera generación de la familia toma el relevo y da un paso más hacia la especialización de la bodega por elaborar vinos espumosos marcados por las largas crianzas. “Con Enoteca 2004 queremos transmitir que un vino espumoso con una crianza extrema también puede ser sinónimo de frescura”, explica Ton Mata, enólogo y consejero delegado de Recaredo. “Para nosotros, la Enoteca es una forma de continuar y honrar el camino que, con tantos esfuerzos, emprendieron nuestro abuelo y nuestros padres en 1962”, añade.

2004, UNA DE LAS GRANDES AÑADAS EN EL PENEDÈS

Enoteca 2004 Reserva Particular rinde tributo a una de las añadas más excepcionales del Penedès.  Se trata de una campaña eminentemente lluviosa (687 mm; la media histórica es de 534 mm) y de temperaturas moderadas, con la impronta de un verano especialmente seco.

Este Corpinnat de Enoteca permanece en la oscuridad de las cavas durante un mínimo de 185 meses y realiza toda su crianza con tapón de corcho natural, un material sostenible, reciclable y necesario en términos cualitativos para preservar el sentido originario de las largas crianzas en Recaredo. El resultado es un vino complejo, persistente y con una gran riqueza de matices que destaca por sus aromas de larga crianza, acompañadas de un fondo cítrico y afrutado. De entrada suave y delicada, el paso en boca es intenso y sabroso, marcado por notas vivas y frescas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí